¿Por qué somos más creativos en la ducha?

Las mejores ideas pueden surgirte en el momento más creativo durante la hora de la ducha, según los últimos estudios que revelan datos interesantes al respecto.

Principales razones que aumentan la creatividad

El cerebro responde a distintos canales de activación en determinados momentos, que no siempre coinciden necesariamente con las horas de trabajo o actividades laborales. Nuevas investigaciones concluyen que somos más creativos en la ducha, un espacio que resulta clave para tener las mejores ideas.

Muchas personas aseguran que su imaginación aumenta al ducharse como por arte de magia. Esta particularidad del cerebro se debe a la activación de los neurotransmisores, surge como un fenómeno que responde a la química en este momento de estimulación creativa.

Las situaciones propicias permiten conocer tus sensaciones y es el instante perfecto para reconocer cuando surgen ideas brillantes. Las diversas percepciones que se producen terminan de surgir posteriormente, pero suceden generalmente en personas sensibles y se expresan con mayor libertad en la ducha.

El análisis en el 90% de las personas que conciben sus mejores ideas tanto en el momento del baño, como antes de dormir y después de una noche de insomnio responde al momento de soledad donde se perciben todas las sensaciones. Otros momentos del día cuando estas rodeado de compañeros de trabajo o familiares, no permiten el desarrollo del proceso creativo en tu cerebro ante la falta de concentración y percepción.

El sistema circulatorio y cerebral, constantemente responden a estímulos que mejoran ante la relajación a la hora de tu ducha. Este estado no se debe forzar, sino permitir que fluya libremente durante tus acciones cotidianas en el momento menos esperado.

Los pensadores modernos creen que la inventiva de las personas no se produce en lugares determinados, sino que surge al liberar las preocupaciones de la vida diaria. Estas posturas coinciden con los recientes estudios, que sorprenden al dejar la mente en total libertad y relajarse durante la ducha.

Creatividad y química cerebral

El cerebro cuenta con áreas de placer y recompensa que brindan mayor creatividad ante la activación de tus niveles de dopamina, una sustancia capaz de influir en los neurotransmisores que trasladan tu información.

Estas hormonas conocidas por relacionarse con la felicidad y el buen estado de ánimo en las personas, afectan directamente a las ideas creativas. Realizando actividades como escuchar música o practicar deportes, incrementas notablemente estos valores y aumentas el flujo de dopamina.

Los investigadores han descubierto que al disminuir la densidad de los receptores que produce esta hormona, se filtra en menor medida la información hacia la zona de la corteza cerebral, favoreciendo el desarrollo de tus ideas más creativas.

En la ducha la relajación que se produce fomenta este mecanismo cerebral y permite que surjan tus pensamientos libremente.

Por su parte, la rutina está recomendada para mantener una salud perfecta, aportando seguridad hasta alcanzar el momento del relax y entrar en modo automático que se asemeja a la meditación.

Las sensaciones más positivas se potencian bajo la ducha y asocian, sin la influencia de elementos externos a tus pensamientos que se integran al conjunto de sensaciones, beneficiando las inspiraciones más creativas.

El inconsciente emerge en la ducha porque se produce un estado de relajación ideal, que explican profesores destacados de la prestigiosa Johns Hopkins Universty en EEUU. Los estudios realizados aseguran que las personas antes de conciliar el sueño, pueden presentar determinados pensamientos intrusivos al relajarse, porque la desconexión no es total.

Concluyen que: “posiblemente los precursores cognitivos pueden haber estado presentes durante todo el día”, pero no se perciben necesariamente porque las capacidades para reconocer los pensamientos a nivel consciente se encuentran limitadas.

La receptividad está directamente vinculada para saber, por qué somos más creativos en la ducha y también en los instantes previos al sueño.

 

El vino o la cerveza antes de dormir parecen influir sorprendentemente en las buenas ideas, como aseguran los estudiosos en Chicago de la Universidad de Illinois, quienes recomiendan el consumo en proporciones reducidas. Las cantidades de alcohol no deben superar el 0,0075% de alcohol para producir ideas brillantes, también para resolver acertijos y soluciones de problemas mentales.

 

Cuestiones de creatividad que benefician tu memoria y ayudan a mejorar tu atención con estos estímulos cuando necesitas resolver una cuestión, pero está comprobando además, que las ideas se anulan cuando se consume alcohol en exceso, prueba de ello son las resacas del día después que no permiten mantener un pensamiento coordinado.

 

Gestionando correctamente tus horas de baño y aprovechando las ventajas de la ducha, tanto en los espacios que se ganan cambiando tus antiguas bañeras, como adoptando buenos hábitos de higiene, se garantiza el mejor relax para fomentar tus ideas creativas.

 

Recuperando los momentos idóneos para imaginar en un ambiente cómodo y adaptado en el baño, favorecemos el pensamiento hasta conseguir las respuestas esperadas que surgen en tu ducha.